¿Qué buscamos cuando entramos en un restaurante?

En la vida hay momentos en los cuales nos toca disfrutar, poder sentir esas cosas que la rutina nos quita. Una de las mejores formas de evadirse de los problemas cotidianos es ir a comer a un restaurante. Tan solo con el hecho de no tener que cocinar ya estamos liberando tensiones, incluso para los mas amantes de la cocina en casa.

En los restaurante me gusta sentirme a gusto, sin presiones ni agobios. Me gusta que los tiempos se cumplan debidamente, de aquí la importancia de un buen camarero y un buen grupo de trabajo. Una vez vi en alguna tasca de la que no diré el nombre un caso un poco desagradable, el caso es que el camarero de esta tasca sacó el jamón serrano de debajo de la barra, yo como buen observador me fijo en que al dejarlo de nuevo lo suelta en el suelo, si ,si, en el suelo, sin tapar ni nada, esa pata de jamón tirada por donde pisan los zapatos sucios, sin decir que fue la última vez que visité ese establecimiento.

Me gustan los restaurantes que cuidan a los clientes, que tienen buena iluminación y buena música de ambiente. Aún visito establecimientos hosteleros que no tienen opción de pagar con tarjeta de crédito, en esta época donde los billetes cada vez son mas inútiles, pienso que esto es un retraso para captar segundas visitas de clientes.

También es importante aunque no necesario tener una página web para tener informado al cliente y además poder captar a nuevos comensales mediantes buenas fotos y descripciones sobre contacto, reservas y platos estrella. Creo que los buenos restaurantes deben tratar al cliente los mas levemente posible, sin estorbar, me gustan los camareros invisibles, son los mejores, yo trabajo en cocinas profesionales y puedo comprobar la importancia del funcionamiento interno de los restaurantes.

Creo que mi idea de buen restaurante será parecida a la tuya, pero si tienes algo que comentar no dudes en dejar un comentario.