Ponte un microchips en el organismo

Realmente al leer este título seguro están pensando en pura ciencia-ficción, y pensarán de que película o serie televisiva os hablaré hoy, pero ahora no escribo de nada imposible, no es el futuro, es el presente y tan real que ya existen microchips implantados en humanos, aunque solo sea en la familia del científico Kevin Warwick.

Kevin Warwick afirma que desea ser un ciborg y no cesará hasta conseguirlo. Este profesor de cibernética piensa que dentro de pocos años los humanos podremos mantener conversaciones sin abrir la boca, sin hablar, simplemente conectando nuestros cerebros mediante chips implantados que gracias a las descargas eléctricas del cuerpo podemos llevar a cabo, incluso sentir lo que siente otra persona, conocer sus sentimientos, sentir su frío, su calor, su tristeza. Al igual que poder conectarnos entre las personas, Warwick afirma poder conectar cibernéticamente un cerebro humano con un equipo informático para poder manejarlo solo con la mente, ¿ imaginan usar nuestra mente como un mando a distancia o como sin fuera un pendrive? bestial, no?, vas y cargas los datos en tu mente para después descargarlos en otro equipo.
En la edición 340 de la revista MuyInteresante, la periodista Cristina Sáez no brinda una entrevista con el señor Walwick, les prometo que esta entrevista no tiene desperdicio, aquí voy a poner unos cuantos titulares, si desean conocer el artículo completo compren la revista.

En 1998 Walwick se autoimplantó el primer microchip en su antebrazo, este le permitía controlar las puerta, luces y temperatura de su despacho solo con la mente.
Mas tarde enlazó su sistema nervioso con el de su mujer, y jura que nadie antes lo había conseguido, había conseguido conectarse con otra persona mediante telepatía cibernética.

Su trabajo, además de para el avance científico va dirigido a aquellas personas con problemas físicos o enfermedades de parálisis, en este caso cualquier persona podría conducir un coche solo con su mente, sin necesidad de piernas o brazos.

Entre las muchas posibilidades que desea aportar la cibernética al ser humano está la de crear soldados robots. En este casos Walwick asegura que dentro 15 años ( poco tiempo) los gobierno no mandarán soldados humanos a la guerra sino robots.




Post relacionado:

Fringe, al límite.
Los obreros del futuro.