Diferencias entre un blogger y un periodista online.

En principio quiero definir los dos conceptos para tener claro de que estamos hablando. Un blogger es aquella persona que escribe en un blog residido en internet, el blog puede ser de creación propia o estar administrado por un webmaster exterior.

El blogger escribe artículos por Internet mediante entradas, es decir cada artículos es denominada con el nombre de "entrada" o "post". Los escritos deben ser originales y estar bien estructurados, es muy importante aplicar una buena ortografía y ser claros sobre el tema. Aunque un blogger no se define por por unas leyes impuestas si que existen unas pautas a seguir. Un blog ofrece información personal del escritor.

El redactor online también escribe en Internet, pero en su caso, los temas no son tan personales ya que este trabaja para una empresa, no puede escribir sobre lo que quiera, mas bien, redacta los textos que necesita. El redactor precisa de unos estudios académicos de periodismo, con lo cual ahora quedan bien definidas las diferencias.

Existe una frases popular entre los blogs y que detalla perfectamente el tema aquí tratado, esta frase dice algo como "cualquier periodista puede escribir un blog, pero no cualquier blogger puede escribir periodismo".

El periodista tiene que seguir mas pautas y pasos al escribir que un blogger, es algo mas complejo es su redacción y pretende informar al lector sin dar su punto de vista sobre la noticia detallada, la información debe ser neutra, sujeta a la subjetividad de la noticia y no a la del escritor. Lo importante es poder dejar que el lector opine sobre la noticia.

Un blogger, en diferencia al periodista, casi siempre da su visión y su punto de vista sobre el tema tratado, opina y a veces solo escribe sus vivencias. Lo que un blogger pretende es abrir un debate, este necesita opiniones a favor o en contra del tema, lo que puede aumentar su popularidad, atraer visitas y crear tráfico.

Y como últimos datos; para un redactor periodístico existen unas normas que debe aplicar a sus trabajos, como pueden ser la cláusula de conciencia y el secreto profesional. Además la información debe ser veraz y estar contrastada, si no es así no creo se pueda ser un buen periodista, ya sea online o en papel. Por otro lado, un blogger tiene que tener en cuenta estos datos pero no forzosamente está obligado a cumplirlas.

Estos datos son personales, he sacado conclusiones personales, visitando muchos blogs y repasando datos periodísticos. Recomiendo una página web muy buena con cursos gratuitos, desde donde me descargué un curso de introducción para el periodista, aquí la página, MailxMail.com. No todos los periodistas son como digo, ni tampoco lo son todos los blog, este texto está basado en un media global mía.