No a la tecnodependencia.

En esta época de tecnología lo único que me apetece es tocar una guitarra acústica, salir a pasear al parque con mi perro o hacer footing por la orilla de la playa. La tecnología avanza y con ella avanzamos las personas, dejamos atrás nuestras virtudes física para potenciar las mentales, esto nos lleva al sedentarismo y a la tecnodependencia. Juegos informáticos que no divierten, mas bien intentan transformarnos, coches que corren mas de 200 km/h y no nos permiten sobrepasar los 120 km/h. La domótica es buena pero solo para mantener la seguridad de nuestro hogar, pero ¿tanto cuesta levantarse de la cama o del sofá para bajar una persiana?, no se, a mi no me cuesta nada pero la domótica nos convierte en persona inactivas o sedentarias. Intentan vendernos máquinas de ejercicios para adelgazar sin salir de casa, pero lo mejor para adelgazar es salir de ella, salir a correr, andar en bicicleta, llevar una dieta sana y saludable, subir las escaleras y olvidar los ascensores. Reconozco que en parte también soy esclavo de esta tecnología que ya que ahora estoy sentado escribiendo en internet, y me gusta pasar una horas jugando frente al televisor y en el trabajo me gusta usar máquinas que agilizan el trabajo. Quizás no sea la persona adecuada para decir esto, pero creo que hay cosas que debemos rechazar, no caer en la tentación del menor esfuerzo por que así perdemos nuestras funciones y nuestras virtudes que como seres humanos tenemos impuestas.