Chalotas a la reducción de vino tinto

Esta es una preparación que usaremos como guarnición para carnes, a mi personalmente me gusta presentarla acompañando al solomillo de ternera o al lomo también de la ternera, me consta que a veces puede acompañar al cordero, sobre todo si es asado al horno de leña. 

No doy cantidades por que no creo que haga falta, por que es muy fácil hacerlas y que queden en su punto. 

Como sabéis las chalotas son como las cebollas pero mucho mas pequeñas y con un leve sabor a ajos, cuando las limpiamos tienen un color entre blanco y rosado. 

Una vez peladas las chalotas las introducimos en un cazo y añadimos un poquito de mantequilla, las rehogamos un poquitos, unos 3 o4 minutos y a continuación las cubrimos con vino tinto, la cantidad de vino depende de la cantidad de cebollas y el ancho y alto del cazo que usemos. Una vez cubiertas las chalotas dejamos que hierva un minuto y añadimos como una tercera parte de azúcar, para que se pueda crear el jarabe de tinto, dejamos hervir entre una hora y una hora y media. Después apartamos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente hasta comprobemos que se ha creado un caramelo de color morado y además las chalotas quedan blanditas y totalmente moradas.