La pieza del puzzle, por Henry Clak

La pieza del puzzle encajó a la perfección, el latido de su corazón palpitó como nunca lo había hecho. Después de unos segundo, donde pudo viajar a miles de sitios en su mente, consiguió despertar y dando un salto de la silla gritó,
- Acabo de hacerlo, soy el mejor, he acabado el puzzle de la vida, de mi vida, ahora soy lo que siempre he querido ser.
Aquel hombre, un prestigioso científico español, había conseguido manipular el ADN de una célula madre, algo imposible hasta la fecha, y aunque solo lo había conseguido una vez, sabía que estaba en la cima de la montaña, una sola vez dará paso a muchas veces mas, había encontrado la fórmula de la vida.
Lo que el científico incansable encontró allí fue lo mas sensacional que jamás alguien pudiera ver, se abría la oportunidad de crear organismos con vida, dar la vida a personas recién muertas, crear personas con cualidades específicas, incluso crear vida desde la nada, sin espermas ni óvulos.
- Para dentro de un año el mundo cambiará, las personas seremos lo que queramos ser y mientras esperamos podemos seguir igual, como si nada...por que nuestro futuro es infinito, la esperanza se convertirá en paz...
Mientras hablaba con su esposa sentía que esta no le hacía nada de caso, tan solo asentía con la cabeza y de vez en cuando soltaba alguna palabras de seguimiento nulo. El científico en aquel momento pensaba que era Dios, el creador de la vida, el enviado para cambiar el mundo pero notaba que nadie le hacia caso. En solo en dos días tendría lugar una reunión con el departamento científico del gobierno, lo cuales eran los encargados de subvencionar su laboratorio, donde el trabajaba solo desde hacía 6 meses. Al ver que su esposa no le hacía nada de caso mientras le contaba su apoteósico descubrimiento alzó las manos y las bajó deprisa dando así un golpe contra la mesa, dicho golpe destruyó la mesa en cientos de pedazos, creando una especie de explosión en la cocina.
-Perooo, ¿esto que es, que ha echo?. le decía su esposa mientras miraba la consecuencia del golpe.
-Cariño, es lo que intento decirte, he manipulado mi ADN, me he inyectado mi propia sangre modificada genéticamente y esto es lo que he conseguido. Mi sangre brota como nunca, me siento joven, mis músculos son mas fuerte y apenas me canso, lo he conseguido, ¿no lo ves?.