Muselina de ajos

La muselina de ajos es muy fácil de preparar, aunque con ella sola no podemos preparar un plato, si que es una buena opción para completarlo. La muselina de ajos es el mejor acompañante del bacalao confitado en aceite de oliva virgen extra con unos ajos. 

Para hacer la muselina simplemente tenemos que montar una o dosclaras de huevos a punto de nieve ( según los platos a preparar).  Una vez bien montadas se mezcla cuidadosamente con una cucharada de alioli, mejor si es casero. El resultado queda como una mouse de de mayonesa, que nos servirá para cubrir el filete de bacalao que debe estar ya cocinado. Una vez cubierto el bacalao con la muselina tan solo hay que gratinarlo esperando a que se dore la superficie. Y ya está listo, debe quedar el bacalao envuelto en el gratinado de muselina.